A lo largo de las dos últimas décadas la Zona ROsa pasó de ser una zona «a la moda», «in» y un centro de entretenimiento a ser una zona oscura, no muy segura y de dudosa reputación. Para tratar de recobrar al antigüo esplendor de la Zona Rosa, las autoridades locales han decidido tomar cartas en el asunto.

Al respecto el periódico Excélsior publicó lo siguiente:

Expulsar a los autos, traer góndolas, dejar el espacio necesario para los paseantes o crear puentes que unan las banquetas, son algunos de los proyectos que autoridades locales y federales analizan impulsar, para revitalizar la Zona Rosa, sitio emblemático de la colonia Juárez y de la capital, que ha sido descuidado con el paso de los años.

“La gente quiere rescatar la Zona Rosa. La queremos convertir en una zona dorada”, aseguró Alejandro Rojas, titular de la Secretaría de Turismo capitalina, dependencia que, junto con el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), busca desempolvar el proyecto de revitalización, uno de tantos que quedó sepultado por la crisis económica.

Estructuralmente, al igual que Garibaldi, ese punto de la capital tiene un prestigio acumulado por años y es reconocido en el mundo por su bagaje cultural, artístico y bohemio, buena parte del cual, ciertamente, se ha perdido.

La intensión es buena esperemos que se logre algo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here