Señorita Julia, una obra estrenada hace 122 años, nos sitúa en el México de hoy. La Señorita Julia ha llevado todo el tiempo una vida sin sentido, viene de una relación tormentosa, decepcionante, por ello, Julia, hija de un poderoso narcotraficante, busca en una fiesta que han organizado los sirvientes de su finca unirse y participar en el baile.

Señorita Julia, del dramaturgo sueco August Strindberg, continúa vigente en la versión de López Vigueras, quien con este montaje encuentra un vínculo entre la dramaturgia clásica y la representación contemporánea. La obra es una metáfora de la sociedad mexicana. Es una visión de alarma más que de pesimismo. Es un foco rojo que nos interesa prender en el espectador, afirmó Sergio López Vigueras.

Dicen que las historias se repiten una y otra vez, lo único que cambia son sus protagonistas y escenario donde se producen; por lo que en palabras de López Vigueras “es nuestra obligación ubicar la obra en México del 2010, pues la tragedia que Strindberg retrató hace más de 100 años en Señorita Julia, sigue presente frente a nuestros ojos y dentro de nosotros mismos.

La obra fue ganadora en el XVII Festival de Teatro Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México en las categorías de Mejor Obra de Alumnos Egresados, Mejor Dirección, Mejor Escenografía, Mejor Actor y Mejor Actriz.

La puesta se presentará todos los martes a las 20h30 hasta el 30 de noviembre en el Foro La Gruta, del Centro Cultural Helénico del Conaculta.

Con información del Conaculta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here