Por el gusto de morir bajo el volcán muestra en escena la autodestrucción del cónsul británico Goffrey Firmin a causa del alcoholismo, la pérdida de sus sueños y esperanzas y el tortuoso intento por retomar la relación con su ex esposa Ivonne. “No se puede vivir sin amar”, escribe el ex cónsul, Goffrey Firmin, personaje interpretado por el actor Rafael Sánchez Navarro.

La obra está basada en el clásico de la literatura Bajo el volcán del escritor inglés Malcolm Lowry en el que narra los días de tormento que vive el ex cónsul británico mientras sobrevive al alcoholismo y busca sobreponerse al abandono de varios años de parte de su ex esposa Ivonne (Marina de Tavira), quien regresa a Cuernavaca, donde se desarrolla la historia ambientada en los años treinta del siglo XX.

Una celebración del Día de Muertos es el pretexto para que Goffrey Firmin, quien se encuentra alcoholizado de manera permanente, realice un viaje con ayuda del mezcal para descubrir su lado oscuro a través de Laruelle (Sergio Cataño), que funge como su alter ego.

Con el paso de los días se encontrará con su hermano Hugh (Miguel Cooper) que vuelve luego de combatir en la Guerra Civil Española, el doctor Vigil (Miguel Conde), que intentará ayudarlo, M. Laruelle (Mauricio Pimentel) que fomentará su alcoholismo; personajes que conviven Goffrey Firmin en la cantina como Fernando Patillón (Miguel A. López), Indio y Cervantes (Luis García), Concepta y Gregorio (María del Carmen Félix) y una joven (Ingrid Espejel) quien trabaja como bailarina exótica.

Dirigida por David Hevia, la puesta en escena regresa a los escenarios después de su estreno en el Festival Internacional Cervantino el año pasado y de una temporada en el Teatro El Galeón, del Centro Cultural del Bosque.

Por el gusto de morir bajo el volcán se presenta los lunes a las 20h30 en el Teatro Helénico del Centro Cultural Helénico ubicado en Avenida Revolución 1500, colonia Guadalupe Inn.

Con información de Conaculta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here