El problema de las plagas

No cabe duda que en México, como en otros países, existen muchas plagas. Entre las que padecemos día a día están por supuesto se encuentran la narco violencia, la impunidad y la falta de civismo de muchos.

Pero existe otra plaga, no menos silenciosa e igual de destructiva: la plaga de los comentaristas, locutores y periodistas que se creen muy astutos al plasmar cualquier opinión personal al aire aprovechando que se les permite al acceso a un micrófono.

Todo estamos en nuestro derecho de tener una opinión personal con respecto a absolutamente todos los temas. La libertad de expresión es un bien inalienable y que tenemos que defender a como dé lugar.

Sin embargo es un asunto totalmente diferente cuando se es poseedor de un espacio público en algún medio de comunicación. El ser un comentarista, un locutor o un periodista, y por ende tener acceso a un amplio abanico de oídos y ojos atentos, no es un cheque en blanco para decir cualquier estupidez.

Algunos dirán que no se puede tomar en cuenta a la sensibilidad de todos, y no es totalmente falso. Otros dirán que hay que defender la libertad de expresión a cualquier costo y tendrán en parte razón. Pero una cosa es opinar inteligentemente, compartirlo con el público y otra cosa, muy diferente, es incitar al odio, a la violencia y terminar de hundir el (de por sí poco) civismo que impera en la actualidad.

No es la primera vez que un personaje público aprovecha un micrófono para plasmar su opinión personal sin cuidar mínimamente la sensibilidad de las personas. Hasta parece estar volviéndose una nueva “moda editorial” eso de decir sandeces al aire. Seguramente estos mismos comentaristas ven en la provocación barata un camino corto para atraer hacia ellos los reflectores que de otra manera permanecerían en la oscuridad.

Señores comentaristas, locutores y periodistas, no olviden que en otras regiones del mundo tendrían que verle la cara de frente a la justicia por las estupideces que se permiten decir.

¿Es mucho pedir un poco de civismo?

Actualización: a pesar de sus disculpas, al señor Verdugo lo sacaron del aire de Reporte 98.5…es todo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *