La Galería Yautepec recibe la exposición Shotgun and targets de Robert Lazzarini que estará abierta al público del 8 de Septiembre al 22 de Octubre.

Desde sus comienzos en 1995, Lazzarini adquirió gran visibilidad gracias a la exhibición Bitstreams del Whitney Museum of American Arts (2001), en la cual mostró la instalación titulada skulls — una serie de esculturas de cráneos humanos imposiblemente distorsionados y montados en una habitación con luz difusa.

Partiendo de un objeto familiar como una pistola, una manopla o un paquete de cigarrillos, el artista somete el objeto a una serie de planos compuestos o distorsiones compuestas de onda sinusoidal generadas a través de algoritmos matemáticos. El resultado de este proceso de manipulación es recreado utilizando los materiales originales del objeto en cuestión, eliminando así la traducción de materiales.

La experiencia de este trabajo es distintamente psicodélica pero contiene una intensidad inquietante, precisamente porque sus esculturas rompen por completo con las formas de inspiración psicotrópica que han dominado el vocabulario visual y la definición generalmente aceptada de la psicodelia desde los años 1960. En el trabajo de Lazzarini, esta dislocación se ve reforzada por la expansión y contracción aparente del objeto –las geometrías delinean el cuadro delimitador más allá de lo normal actuando como contrapunto de la naturaleza estática de la escultura.

En estos tiros al blanco, tanto la figura “amistosa” como la “hostil” han sido disparadas repetidamente con armas de fuego de diversos calibres, lo cuál implica una violencia indiscriminada en la que los ejes bueno/malo o inocente/culpable se han vuelto irrelevantes. Montados sobre diversos soportes, los fondos son referencias directas los productos estadounidenses – Budweiser, Corn Flakes, etc.- fusionando dos de los estereotipos más perdurables del país: la violencia y el consumo.

La muestra se presentará hasta el 22 de octubre en la Galería Yautepec ubicada en la calle Melchor Ocampo 154-A (esq. Antonio Caso), Colonia San Rafael de la Ciudad de México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here