Osteoporosis: cómo detectarla.

Por la Dra. Cristina Pérez
Especialista en Reumatología

La osteoporosis es la disminución de la masa ósea que condiciona cambios en la estructura del hueso con pérdida de su grosor, mayor fragilidad y mayor susceptibilidad de fracturarse. Es la principal causa de fracturas en las mujeres después de la menopausia así como en los ancianos, afecta a una de cada 5 mujeres mayores de 45 años y a 4 de cada 10 de más de 75 años. La pérdida ósea en el adulto puede comenzar tempranamente, entre los 20 y 40 años de edad. En las mujeres postmenopáusicas, la pérdida ósea puede ocurrir a una velocidad del 6 al 8% por decenio.

Es una enfermedad multifactorial que incorpora muchos factores de riesgo. Generalmente no da síntomas, a menos que el hueso haya llegado a fracturarse, lo cual originaría dolor en el sitio de la fractura.

Existen varios métodos para evaluar si existe osteoporosis, o bien, algún grado de desmineralización del hueso (osteopenia), sin embargo, el más utilizado es un estudio que se llama densitometría mineral ósea. Su utilidad consiste en la confirmación de la masa ósea baja, evaluación del riesgo de fractura en cadera, columna vertebral o global, y la monitorización del cambio esquelético como resultado de la edad o en respuesta a la terapia.

¿Quiénes deben realizarse una densitometría mineral ósea?
Mujeres mayores de 65 años
Mujeres postmenopáusicas que no ingieren tratamiento hormonal
Mujeres con antecedentes maternales o personales de tabaquismo o de fractura de cadera
Hombres con enfermedades asociadas a la pérdida ósea
Mujeres u hombres que utilizan medicamentos que se conocen generan pérdida ósea, incluyendo corticoesteroides como la prednisona, medicamentos anticonvulsivos como la fenitoína, drogas de reemplazo de tiroides a dosis altas, etc.

Mujeres u hombres con enfermedades de tiroides, paratiroides, enfermedades reumáticas como la artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico.

Mujeres u hombres que han experimentado una fractura después de un traumatismo leve o en sitio poco habituales
Evidencia de fractura vertebral por radiografía de columna
Ingesta excesiva de alcohol y café
Personas con bajo peso corporal
Personas que no realizan ninguna actividad física

¿Se requiere alguna preparación especial para el estudio?
Únicamente no deberá ingerirse suplementos con calcio durante al menos 24 hrs antes del examen.
El día del examen puede alimentarse normalmente.
Deberá usarse ropa cómoda y suelta, sin materiales de metal, joyas, dentadura postiza o lentes.
Deberá informar al médico si recientemente ha tenido un examen con bario o se le ha administrado medio de contraste para la realización de algún estudio, ya que deberá esperar de 10 a 14 días para la realización de la densitometría.
Aunque la dosis de radiación en la densitometría es muy pequeña, las mujeres deberán informar sobre la posibilidad de embarazo.

¿Cuál es el sitio ideal para realizar la densitometría ósea?
Desde el momento del pico de masa ósea se pierde hueso en todas las zonas del esqueleto, aunque algo más rápidamente en la columna y menos en la cadera y zonas periféricas. Las mediciones vertebrales típicamente proporcionan la medición más exacta del estado esquelético y la respuesta a la edad o terapia. Un valor normal en el esqueleto periférico (antebrazo, mano, talón) puede no necesariamente significar que el esqueleto es normal. En personas mayores de 65 años de edad el resultado puede ser más real en zonas periféricas, ya que la masa ósea en diferentes áreas tiende a emparejarse.
Por tal motivo, los sitios recomendados a evaluarse con la densitometría ósea son la columna vertebral y la cadera.

¿Con qué frecuencia debe realizarse una densitometría mineral ósea?
Con un plazo no menor de 12 meses. En casos de personas que reciben tratamientos asociados a altas pérdidas de masa ósea como la corticoterapia, se sugiere se realice cada 6 meses en los mismos sitios indicados previamente. Se recomienda que los estudios de control anuales o semestrales se realicen en el mismo equipo con el fin de tener una evaluación más precisa de los cambios óseos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *