Esta es una interesante iniciativa que se ha dado a conocer: hoy se ha declarado el Día de la camisa arrugada. Una idea para informar sobre el efecto del uso de una plancha sobre el medioambiente. Para algunos esto podrá parecer una ridiculez mientras que para otros es una barbaridad eso de no planchar sus camisas.

En realidad la idea es bastante sencilla: el uso de la plancha contamina. En efecto, según especialistas, el simple hecho de dejar de planchar una camisa es como si se plantaran siete árboles, de redujera las emisiones de Co2 de siete coches, se generara el oxígero que necesita una persona durante siete horas o si se apagaran 12 focos de 100 watts.

El ahoro de energía, y por ende la reducción de contaminantes, puede ser real con simples acciones que podemos realizar o dejar de hacer en nuestro cotidiano. Es una cuestión de estar informados y querer hacer algo por nuestro medioambiente.

Saber más y participar en esta campaña en este enlace.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here