Regalos que es mejor evitar en San Valentín

Si piensas regalar lo que otra persona te dio en el intercambio de la oficina confiando en que “el chiste es dar”, o lo que encontraste cuando saliste a comprar el súper, y que además ¡Ya está de oferta!, si acostumbras regalos en rojo y blanco y salpicados de frases amorosas, muñequitos y globos, si te han regalado esos cursis adornos para tu mesita de noche, como por ejemplo un par de palomas uniendo sus picos y formando un corazón, o una lámpara con pantalla de ositos y corazones, sabrás que en cuanto pudiste, te deshiciste de ellos, o si piensas obsequiar ropa, (aunque sea de diseñador), o un tierno peluche aunque se sienta tan “apapachable”, es momento de decirte: ¡No lo regales!.

El San Valentín, o la Navidad, me parecen fechas muy comerciales, aunque mi infancia fue linda y la Navidad la esperábamos con mucha emoción, a pesar de que siempre supimos que mi mamá nos traía los regalos, que por cierto, nunca fueron caros, (¡Ni soñábamos con exigir algo así!) Siempre hubo emoción y amor en el dar y recibir, y también es cierto, que “hubo un vez” en que escribí poemas de amor ¡Y los di! (¡Que bárbara!) y me emocioné con algún peluche en una bolsa de celofán con su enorme moño rojo y corazones, con las cartitas con símbolos de amor como nuestras iniciales dentro de un corazón atravesado con una flecha y todo eso… ahora ya no me gustan tanto estas fechas.

2_valentine gift

Mi esposo y yo coincidimos en que para regalar, no debe haber una fecha específica marcada en el calendario, la cual, desde la víspera, los comercios y calles se vuelven intransitables por los ambulantes y personas eligiendo lo que sale especialmente de las fábricas para la ocasión. Pero si adoras las fechas especiales, amas a tu pareja y ya no eres un adolescente:

Procura no regalar
Una alhaja que pueda confundirse con el estuche de un anillo. Es cruel, que ella pueda imaginarse que abrir esa cajita, puede cambiar su futuro, (aunque te jure que ni en sueños piensa en boda). Si no le darás el famoso anillo de compromiso, elije una alhaja que tenga un estuche definido muy diferente al de un anillo, porque la humillación de su emoción por algo que supuso y no era, puede ocasionarte el final de la velada, y probablemente piense que fue a propósito. Créeme, toda mujer desea vivir esa romántica escena en que le extiendes un estuche, aunque el diamante tenga que verse con microscopio, y le pides matrimonio.

Regalos especiales para San Valentín. Estos objetos que además de cursis, generalmente son chinos, hechos en serie baratos, para inundar plazas, puestos y mercados, no son lo que un adulto, obsequia a quien ama. Son regalitos tiernos para chavos que aún dependen de sus padres. Es en estas edades de amores adolescentes, cuando todo lo que aconsejo en este post, puede ser ignorado, porque la cursilería y el romanticismo en edades tempranas, lo padecimos todos, así que si eres muy joven y romántic@, regala ¡un mundo de corazones y globos!.

valentines-gifts
Rosas rojas, otro regalo para salir del paso, que dejará inconforme a la persona que lo reciba, porque será señal clara de que camino a casa un vendedor de los que justo el 14 de febrero abundan en cada esquina, te recordó que se celebra el día del amor y trataste de salir del paso con el obsequio que un día cualquiera serían recibidas con emoción, pero en San Valentín, serán aceptadas con mal disimulada decepción.

Electrodomésticos. Por favor, este día no obsequies regalos para la casa aunque hace una semana te haya contado que su lavadora, microhondas o aspiradora, se quemó y que está a punto de llorar, a menos que te lo pida, y quizá esa persona, si no vive contigo, no te ama, y solo te quiere para que le amuebles la casa, o solo que coleccione gadgets, digamos para cocina porque es una chef en ciernes, y quieras sorprenderla con algo novedoso, divertido o ingenioso. Creo que este día puede que no sea el momento de regalos para casa.

Un perfume, sobre todo si es uno barato o de imitación. Es decepcionante que regalen perfumes o aguas de colonia con notas que nos encantan… pero en la cocina o sanitario, no para nuestro cuerpo y ropa. Nada que huela a vainilla y mandarinas, a manzanas con canela, a rosas y nardos o a almizcle y tabaco, si no estás segur@ de qué notas y combinaciones le gustan.
perfumes-baratos

Certificados de regalo es otra pésima opción para regalar, porque da la impresión de que no merece tu tiempo. Si insistes, opta por un certificado para un masaje (Por favor, que no sea para adelgazar) en una buena clínica de belleza o SPA cercano a su casa o trabajo, que no caduque antes de un mes, o si puedes costearlo, regala un día o varios, en un SPA, siempre y cuando sepas que esto le gustará. (A mi me encantaría, entonces pienso que a muchas personas les gustaría).

Moda 2014

Ropa y calzado., dudo mucho que te guste que te compren la ropa, entonces, deja que tu pareja elija y compre la suya, por más que una pareja se ame, los gustos suelen variar en este aspecto. Deja la ropa para tus hijos que no pueden salir a comprarla. Y de calzado, no te metas en complicaciones, no regales calzado a tu pareja, basta que pienses en tus pies y tu calzado para saber que es muy difícil encontrar el zapato que queremos.

Peluches, adornos y manualidades, o cualquier cosa que lleve un cupido, corazones, leyendas como “Eres el tesoro al final del arcoiris“, “Be my Valentine”, parejitas de lo que sea… ¡Ufff! Una manualidad, puedes haberla estado trabajado un mes, pero la mayoría de las personas, no aprecian el valor artesanal, o los usan para presumir nacionalismo, con deshilados, bordados, rebosos y piteados caros, a menos que practique la charrería, que es muy costosa en su vestuario. Quizá a tu abuelita le gustan, o a alguna de tus amistades que aprecie un delicado mantel para cenas de gala, pero insisto, no son para regalar a tu pareja.

foto_3
Chocolates. Son tan comunes como las rosas rojas y los peluches, y aunque podemos ser fanáticos del chocolate, el 14 de febrero no los regalen. ¡Menos con surtido de bombones! No recuerdo haber comido todos los de una caja, ¡vamos! ni la mitad, si acaso 3 o 4 me gustaron de 20 o más. Y créanlo, me encanta el chocolate, nunca estoy a dieta, tengo muy claro cuales me apetece probar, y ni por cortesía me como los que no me agradan, como el blanco, que puede ser el único que pruebe su pareja.

Libros. Puede que le encante leer y tenga una basta biblioteca, pero un buen libro, no es un regalo para tu pareja el 14 de febrero. Tus amistades si lo apreciarán, si te tomas la molestia de investigar qué género les gusta y si lo están buscando.

libros

Si tu pareja pertenece a un grupo de ayuda asociación o alguna organización en pro de algo para otros, aunque no compartas sus motivos porque piensas que son para evadir impuestos, como los teletones… dona y dile que es un detalle de San Valentín porque sabes que es importante para el o ella.

Si practica un deporte asiste a una clase por gusto, tiene un pasatiempo o tiene mascota y quiere llevarla a todas partes, se decora las uñas cada domingo, busca probar nuevos vinos, o colecciona algo específico… lo tienes regalado, siempre habrá algo para esa actividad, que le haga falta, que complemente un hobby, aumente una colección, que ayudará a complementar su equipo si le gusta hacer reparaciones, una o varias herramientas de calidad (Aquí aunque se dupliquen no caen mal), una mochila, bolsa o accesorio de viaje para su mascota (Con el nombre de la misma), un delantal resistente, absorbente, lavable, personalizado y acorde a la actividad que le gusta si es de ensuciarse mucho, o un gadget de última si lo puedes comprar y conseguir, (Son caros) son regalos pensados y especiales.

ambientecenaromantica

Si estás perdid@, eres un despiste total, ella o el aman el San Valentín y tu apenas sabes cuándo se celebra, y tienes amistad con su mejor strong>amig@, pregúntale que te aconseja obsequiar, porque los corazones sensibles pueden no comprender que existimos quienes no compartimos la emoción por esta fecha. ¡Ah! Y no le regales objetos o prendas extrañas para satisfacer fantasías que no han planeado juntos con emoción. ¿Parece difícil? Arréglate sexy pero cómod@ y sin exagerar, e invítale una cena bien planeada en tu casa. No hay nada más romántico y acorde a la ocasión. Si no cocinas ni una sopa, manda pedir cena a domiilio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *